No hay nada que sea malo en este mundo y que nos dañe, o nos separe de lo que mas deseamos, queremos y amamos en la vida, todo es bueno, todo lo que vemos fue maravillosamente diseñado, todo lo que nos rodea fue perfectamente hecho por el mejor arquitecto que pueda existir.

Toda la sabiduría de las personas, científicos, sabios, grandes pensadores, han visto todo lo que hay en este vasto mundo y en el universo, la mayoría no logra entender o comprender como todo fue perfectamente creado.

Todo lo que vemos ahora, ya fue visto anteriormente, todo lo que ahora vemos y tocamos, será visto y tocado en el futuro, todo es bueno para el ser humano, todo fue hecho perfectamente para que nos podamos recrear y comprender el gran amor de Dios.

Como toda novela, siempre existirá el mal, siempre ha habido maldad en las personas, desde que el diablo se reveló y quiso ser igual a Dios tal era su orgullo que quiso ser como Dios, Dios es único y nada y nadie puede ocupar el lugar de Dios, fue echado de entre las piedras de fuego. (Ezequiel 28: 13-19)

El ser humano por naturaleza es pecador, desde la fundación del mundo hemos sido malos, ha existo pecado y sentimientos de maldad en nuestra mente, corazón y nuestro cuerpo, pero debemos de recordar que Dios todo lo creo bueno, pero lo hemos tergiversado a nuestro favor, favor que nos ha llevado a la tristeza y al dolor. (Romanos 6:23, 2 Pedro 2:4-6)

Dios es tan bueno y tan maravilloso que todo lo hizo bueno y hermoso para que podamos vivir en paz y en armonía, pongamos de nuestra parte para estar en paz con todos los que nos rodean, porque así cosecharemos amigos, una vida llena de tranquilidad, no tendremos enfermedades, pongamos a pensar ¿Cómo actuaria Dios en nuestro lugar? (Génesis 1:31 Hebreos 12:14, 2 Corintios 13:11)

Por el orgullo, por la hermosura, por querer ser igual a Dios, por querer sentarse en el lugar que solo a Dios le correspondía, el diablo fue echado del cielo y lo perdió todo, nosotros por ser orgulloso, por querer ser quienes no somos, por saberlo todo y no saber nada, lo podemos perder todo, y quedarnos sin nada, el orgullo corrompe la vida y echa a perder nuestra manera de vivir, nos quita la paz, nos irrita.

“a la gente realmente importante no le interesa el sitio donde se sienta; y sucede a veces que quienes se interesan por el sitio, no son importantes”

Anuncios