En nuestro diario caminar tendremos que tomar decisiones, algunas de ellas importantes y otras no muy importantes, pero al igual tendrás que escoger cual es la mejor solución que tomarás, para que podas tener paz, tranquilidad, éxito…

Tarde o temprano tendrás que tomar riesgos en todo lo que hagas, tendrás temor al fracaso, y tendrás éxito… si decides bien, tu éxito depende del camino que decidas tomar, hay desvíos, hay atajos, mas de alguno tendrás que tomar; pero no todos te llevarán al mismo destino.

Tu eres el único que puede escoger cual camino tomar, tendrás varias opciones, tendrás varias noches para poder decidir cual será la ruta que tomes, tendrás suficiente tiempo para poder tomar lo que mejor te parezca…solo recuerda que el tiempo avanza y los días pasan uno tras otro…

Si quieres triunfar en la vida, quieres ser un gran medico, un científico, un conferencista, un orador, un misionero que viaje a las mas recónditas y desconocidas selvas, tendrás que escoger que quieres ser en la vida. Pero no todo es color de rosa…

Al tener claro tu rumbo, fija tu mirada en lo que podes ver al final, que tu vista no se aparte de lo que ves al termino de este camino que tienes por delante, no veas los desvíos que se aparecen en tu vida, no hagas caso de las señales que te podrán aparecer todos los días en tu caminar.

Has decidido cual será tu rumbo, lo tienes claro, deseas llegar a la meta, y sabes que tienes que luchar por alcanzar el premio que te espera cuando cruces la línea de ganadores, estas en buen camino, enfila tus pasos hacia donde ves la bandera a cuadros y camina, lento, despacio…pero seguro en lo que deseas alcanzar.

No desvíes tu mirada, no te apartes de lo que quieres alcanzar, sigue tu camino, olvídate de lo que has dejado atrás y solo fija tu mirada en lo que esta delante de ti, no veas a izquierda ni a derecha, sigue tu rumbo, no digas NO, esfuérzate y se muy valiente, en lo que deseas alcanzar, lo podrás tener si no te desvías, lo tendrás si no tomas los desvíos que se te aparecen en tu caminar.

Solo sigue tu rumbo, no veas lo que tienes a tu lado, no veas lo que has dejado a atrás, solo fija tu mirada en lo que esta al frente

HEBREOS 12:2 Pongamos toda nuestra atención en Jesús, pues de él viene nuestra confianza, y es él quien hace que confiemos cada vez más y mejor.