En mas de alguna ocasión nos hemos sentido tristes, solos y no hallamos que hacer, y esos momentos sentimos que todo lo que hacemos nos sale mal, o no hallamos salida a todos nuestros problemas, pero no debemos de preocuparnos por todo lo que nos sucede, todo en la vida tiene solución, hasta la muerte, si estamos con Dios no tenemos porque preocuparnos de todo lo que venga a nuestra vida, porque Dios esta con nosotros, y Él es el que hace que nuestra vida sea mejor cada día, si conocemos a Dios, no tenemos por que preocuparnos, pero si no tenemos a Dios en nuestros corazones, busquemos a Dios lo mas antes posible y nuestra vida será la mejor que podríamos tener.