Lo más bello, hermoso, poderoso, de la vida es poder ayudar a las demás personas, ¿pero como? ¿Puedo hacerlo?, ¡Claro que puedes! El regalo mas grande que tenemos en esta vida es poder servir a todas las personas que podamos. Tenemos un regalo maravilloso, dado a nosotros hace años. Hagamos un poco de historia, algunos de ustedes se acordarán de un señor ya anciano que anduvo divagando por el desierto por 40 años, quizás perdido, o tal vez andaba conociendo o tratando de encontrar un tesoro perdido, pero avancemos un poco mas en esa historia, ese anciano tenia una esposa, ya era vieja también, y de repente un ángel le dice ¡vas a ser papá!, no el no lo creía, ¿pero como, si ya somos viejos los dos y no podemos tener hijos?. Sí era verdad, eran viejos y no podía tener hijos, pero la promesa que Dios le había hecho a ese señor ya anciano, fue: En ti serán benditas todas las familias de la tierra.

Maravilloso somos bendecidos por ese hombre, que era Abraham, somos bendecidos y estamos acá en la tierra para bendecir a nuestros amigos, nuestros esposos, esposas, novios, novias, en fin; a todas las personas que conocemos e incluso a los que no conocemos.

Estas dispuesto a ser de bendición para las demás personas, si eres de bendición para todos los que te conocen, serás una gran persona por toda tu vida, ¿Cómo soy de bendición?. Simplemente sé tu mismo, donde sea que vallas se tu mismo y así serás de bendición, ayuda a todos, e lo mas mínimo que podas, y serás de bendición a todos, haz una obra buena cuando podas y no veas a quien ayudes, haz que el día de alguien mas sea feliz, si bendices a todos, Dios te bendecirá a ti y serás feliz por tu vida y sobre todo, te ganarás a las personas, simplemente hazlo y Serás muy feliz, tu elijes ser feliz.