Escribe una historia sobre tu familia…le dijo una maestra a una pequeña niñita de 7 u 8 años de edad…la niña dijo…”será mejor que empiece desde el principio, de manera que fue donde su mamá…y le pregunto a la mamá ¿de donde vine yo?…la mama no supo como responder esta pregunta por lo que le dijo que la cigüeña la había traído…

Entonces siguió con las preguntas y le pregunto a su mama…Mami si a mi me trajo la cigüeña ¿Quién te trajo a ti?.. la mama su puso aun mas nerviosa y le dijo que también la cigüeña la había traído.

La niña confundida, decide ir donde su abuelita y hacerle la misma pregunta ¿abuelita como viniste al mundo?…la abuela tampoco supo como responderle a si que le dijo que la cigüeña la había traído…entonces la niña se sentó y escribo…”en tres generaciones en mi familia no ha habido un nacimiento normal” (sexo y juventud, Luis Palau Editorial Unilit)

Es muy fácil hoy en día que jóvenes sepan mucho más de sexo que los mismos padres, porque todo lo que se aprende, es aprendido en la calle, con los amigos, en las revistas para adultos donde todo esta mal enseñado referente al plan original de Dios.

Todo ahora es sexo, relaciones interpersonales de la noches a la mañana, amoríos, conocer personas en un café y pasar la noche con el o con ella, y al día siguiente cada uno sigue su rumbo. Pero es el pan de cada día.

Quien esta educando a la juventud de hoy día, la televisión, las revistas como Playboy, Venus, Cosmopolitan, etc…que educación están recibiendo en la escuela nuestros jóvenes, quienes son nuestros amigos.

Debemos de hacer conciencia y poner los pies sobre la tierra, los jóvenes están tomando un rumbo sin metas, donde todo es “sexo triste”, “relaciones sexuales esporádicas”, “hogares destruidos”, “señoritas embarazadas sin saber quien es el padre”…que estamos haciendo por esta juventud que se pierde cada día más.

“El principio de la sabiduría es el temor de Dios” Proverbios 1:7

Lamentablemente hemos dejado a Dios fuera en estos días, por eso vemos perversión, desenfreno sexual, familias destruidas y millones de jóvenes sin futuro y sin vida, debemos de regresar a Dios y retomar nuestras sendas antiguas que nos dirijan hacia Dios.

Debemos de enseñar y cambiar la mente de millones de jóvenes que no saben que hacer y tu tienes una responsabilidad en enseñarles como “hacer bien las cosas” porque al final segaran con lagrimas el fruto que han sembrado, instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartará de él Proverbios 22:6…Tu tienes una responsabilidad “LA QUIERES TOMAR O LA QUIERES DEJAR DE LADO”…ES  TU DECISIÓN

Anuncios