En un mundo tan complejo y lleno de ideas que contrastan con la Palabra de Dios, todo pareciera que la Biblia ya no es el centro de atención y el centro de nuestra vida diaria; hay quienes se mueven, caminan y toman decisiones tomadas por impulsos, decisiones hechas por nuestro propio intelecto y sentido…sin tomar en cuenta a Dios en todo lo que hacemos.

En un mundo donde los valores espirituales han sido olvidados por un buen número de personas alrededor del mundo…ahora estamos viviendo rodeados por personas que todo les parece bueno…pero su fin será amargo.

Alégrate joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Eclesiastés 11:9 (Versión Reina Valera 1960)

Este versículo ahora y siempre ha sido una verdad, una verdad que muchos no quieren aceptar y tomar para sí, nos podremos alegrar, podremos gozar de la vida haciendo lo que a nosotros nos pareciera bien o parecernos mal…pero como esta escrito…

Nada tiene sentido, dice el Maestro. Nada en absoluto tiene sentido. Eclesiastés 1:2 (Versión Palabra de Dios para Todos.)

Nada en la vida tiene sentido, (todo es vanidad)…podremos hacer lo que queramos, podremos caminar y desear todo en la vida, pero jamás lo tendremos todo. Solo obtendremos cansancio, todo lo que hacemos es lo que deseamos obtener…pero al final no obtenemos nada…por que hemos olvidado lo principal en nuestra vida.

Hemos olvidado darle el primer LUGAR A DIOS EN TODO LO QUE HACEMOS, todo lo hacemos corriendo, todo lo hacemos sin pedirle la guianza y la sabiduría a Dios, debemos de darle el primer lugar a Dios, en nuestro matrimonio, nuestros trabajos, nuestros estudios…en fin…en toda nuestra vida Dios debe tener el primer lugar SIEMPRE.

El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Eclesiastés 12:13 (Versión Reina Valera 1960)

Dios debe ser el primero en todo, no olvidemos poner a Dios en primer lugar en todo lo que hagamos, debemos ser guiados por la sabiduría de Dios, que nuestra vida esté guiada por la Palabra de Dios, vivamos por convicción en la palabra de Dios y que mi única regla de Fe y de Vida sea la Palabra de Dios.

Anuncios