Cuando estas enamorado, solo piensas en esa persona especial, que vale mucho para ti, que es un lindo regalo de Dios para tu vida, quieres darle lo mejor de ti para que el o ella se sientan amadas, queridas, respetadas.

Quieres darle todo el tiempo disponible que tengas para poderse conocer de lo mejor y poder llegar a un buen puerto juntos.  Y ambos poder vivir una vida felices al lado del otro.

Lastima que muchas veces es solo un sueño, soñamos dormidos, o soñamos despiertos cuando estamos enamorados, “tenemos los pies sobre la tierra” “nuestro corazón esta desconectado de nuestra mente”.

Dios quiere lo mejor para ti, Dios te ha dado lo mejor, Dios te ha puesto al lado a una gran persona que solo tienes que amar, querer, respetar, cuidar y darle todo lo que tu tengas, no es especias, no es dinero, no es oro, no es posesiones terrenales…eso es bueno que lo des…pero sobre todo…da lo que Dios te ha dado a ti…

Amor de Dios hay que obsequiarle a ese ser especial que Dios te ha permitido conocer, amor sincero…amor desinteresado…amor que valga la pena…porque el que es nacido de Dios ama sin esperar nada a cambio.

Si no tengo amor, de nada me sirve hablar todos los idiomas del mundo, y hasta el idioma de los ángeles. Si no tengo amor, soy como un pedazo de metal ruidoso, ¡soy como una campana desafinada!…el que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo…1 Corintios 13: 1, 7. (Biblia lenguaje sencillo)

Si en verdad amamos y queremos a alguien…debemos de esperar todo el tiempo posible para poder estar al lado de ella…no un día, tampoco un mes, menos una semana…esperar para toda la vida, Dios te ha dado lo mejor para que puedan ser felices el uno al lado del otro.

Esperar es de valientes, huir es de cobardes…amar es maravilloso, ser amado es poderoso…amar como Dios nos amó, es único…Dios nos amó tanto que dio a su único hijo por nosotros, para que podamos vivir una eternidad al lado de Dios.

No hay mas grande regalo…que el que Dios nos dio a ti y a mi, ser aceptados hijos suyos para una eternidad, no hay regalo mas maravilloso que estar al lado de la persona que Dios te ha permitido conocer, solo amala como amas a Dios, respétala como respetas a Dios, dale lo mejor como se haces con Dios.

Anuncios