Mas de alguna vez hemos oído la historia del hombre mas fuerte que ha existido sobre la tierra y ninguno se le puede comparar a él, por haber sido dedicado a Dios desde el vientre de su madre, el designio de este superhombre era el de libertar a su pueblo de mano de sus enemigos.

Ser dedicado a Dios, apartarse de todo lo malo, no tomar vino ni sidra; aparecérsele el ángel de Jehová a sus padres y así confirmar su nacimiento, el nacimiento de este Superhombre que seria el libertador de Israel, tiene la misma promesa que el nacimiento de Dios nuestro Salvador, porque él sería el libertador de nuestras vidas.

Sansón el superhombre de todas las épocas, ninguno como él, con una gran fuerza que con sus manos podía destruir lo que sea, asesinar a un león con sus manos, asesinar a muchos filisteos.

Recordemos que Sansón era humano, tenia debilidades como nosotros las tenemos también, las debilidades de Sansón eran las mujeres, ¿nosotros también tenemos debilidades? ¿Conocemos nuestras debilidades para podernos alejar de ellas?

La debilidad de Sansón sería utilizada por Dios para poder derrotar a los filisteos, lastimosamente Sansón pagaría con su propia vida, al enamorarse de Dalila…y descubrirle todo su corazón, porque estaba enamorado de ella, mas Dalila simplemente estaba haciendo su trabajo: Y vinieron a ella los príncipes de los filisteos, y le dijeron: Engáñale e infórmate en que consiste su gran fuerza y como lo podríamos vencer, para que lo atemos y dominemos; y cada uno de nosotros te dará cien siclos de plata” Jueces 16:5

Dalila no estaba enamorada de Sansón, pero fue quien lo llevó al fracaso…si nosotros somos débiles debemos de recodar que el Espíritu de Dios esta sobre y con, y en nosotros pero debemos de Creer que Dios le levanto de los muertos para poder tener victoria sobre el mal.

Si somos débiles Dios es fuerte para podernos rescatar y sacar del pozo de la desesperación y tener victoria sobre nuestras debilidades, Sansón tuvo que morir, pero cuando estaba con las manos en las columnas  de la casa oro a Jehová: Entonces clamó Sansón a Jehová, y dijo: Señor Jehová, acuérdate ahora de mí, y fortaléceme, te ruego, solamente esta vez, oh Dios, para que de una vez tome venganza de los filisteos por mis dos ojos. Jueces 16:28

Sansón murió, pero cobro venganza por sus ojos, que lo llevaron a cometer pecado muchas veces, nosotros debemos orar a Dios y ponerle en sus manos nuestra debilidad y así como Sansón orar a Jehová para poder ser fuertes en el poder de Dios y vencer la tentación.  Mas yo en tu misericordia he confiado; Mi corazón se alegrara en tu salvación. Cantaré a Jehová, porque me ha hecho bien. Salmos 13:6.

Anuncios