“Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse” Daniel 1:8 (Versión Reina Valera 1980).

Pornografía, Adulterio, Fornicación, Vicios, Drogadicción…estamos propensos a contaminarnos con mas de algún vicio, que tarde o tempranos podríamos terminar cediendo a la tentación.

Somos tan débiles que no vemos las consecuencias de hacer lo malo, estamos tan acostumbrados a ver tanta maldad frente a nuestra vista…que no sentimos dolor, no sentimos lástima por alguien mas, el egoísmo nos consume, sin darnos cuenta nuestro corazón esta lleno de egoísmo.

No vemos mas allá de lo que nos interesa, no giramos la cabeza para ver nuestro derredor, cerramos nuestros ojos para alejarnos de lo que es bueno, y los abrimos para lo que es malo, nuestro corazón esta tan contaminado que todo es normal, normal que no sentimos dolor por aquellos que se pierden y vagan sin rumbo fijo.

Rumbo que quizás podríamos cambiar si tan solamente abriéramos nuestros ojos y miramos al cielo y tocáramos nuestro corazón con la mano derecha y con la izquierda nos levantáramos del lugar donde hemos caído miles de veces.

Si regresamos al pasado, y nos viéramos un minuto, nos daríamos cuenta que nosotros también estuvimos contaminados…y pudimos salir de ese mundo lleno de contaminación que nos rodeaba día y noche…pero decidimos salir…no por nuestras fuerzas, porque somos débiles.

Nos ayudaron a salir de lo contaminado…y como Daniel nos propusimos no contaminarnos una vez mas…estuvimos en ese mundo de desecho, pero ahora hemos salido…ahora es nuestro turno de ayudara a quienes están en ese mundo.

Como Daniel fue de ejemplo para los demás jóvenes que estaban con él, nosotros podemos ser ejemplo para quienes nos rodean, y poder ayudarlos a salir de ese mundo contaminado que pronto terminará…pero hay esperanza….esperanza que podemos dar si tan solo unimos nuestras manos para ayudar a quien lo necesita.

“Jehová los ayudará y los librará; los libertará de los impíos, y los salvará, por cuanto en él esperaron” Salmos 37:40

Hagamos nuestra parte para poder libertar a quienes están en este mundo contaminado con tanto pecado, pecado que al final te puede llevar a la muerte eterna…mas hay una solución Jesucristo él único que puede ayudarte y ayudarte a salir de donde estas viviendo…te traerá a un mundo libre de contaminación.

Anuncios