En un mundo lleno de adversidad y dificultades que inundan todo nuestro ser, crean destrozos en nuestra vida emocional que nos hunde en el pozo de la desesperación y nos lleva por caminos inciertos que nos hallamos salida alguna.

En la tristeza de la noche obscura, en la soledad de un cuarto lleno de recuerdos que golpea nuestras emociones y nos hunde cada vez mas en la desesperación y en la frustración de no llegar a puerto seguro.

Es cuando debemos recordar que no estamos solos en este camino lleno de espinos y piedras por las cuales topamos en cada instante que damos un paso para avanzar y seguir adelante en esta lucha incesante.

No vemos en ningún lado esa mano amiga que nos ayude a salir de este tormento que nos enreda y nos hunde cada vez mas, pareciera que estamos solos en este mar que con sus altas olas hace que nuestra barca se hunda muy lentamente.

En la oscuridad de la noche ansío ver una luz al final del camino que recorro…pero no la veo por ningún lado, ¿no se que hacer?, ¿no se por donde ir o que camino tomar para poder llegar a puerto seguro y estar a salvo de estas inmensas olas que golpean todo mi ser?

“No tengas miedo, pues yo estoy contigo; no temas, pues Yo soy tu Dios. Yo te doy fuerzas, yo te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa” Isaías 41:10 (Versión Dios Habla Hoy (1996)

En los momentos mas difíciles de mi vida, es cuando Dios presente, como resucitó a Lázaro al cuarto día…lo hará con nosotros, él es quien nos defiende, él es quien nos ayuda y no deja que nuestro pie resbale.

Así como estuvo con Pablo en las cárceles mas horrendas, estará con nosotros en los momentos mas duros para nuestra vida, solo nos dice “Pon tu vida en las manos del Señor; confía en él, y él vendrá en tu ayuda” Salmos 37:5(Versión Dios Habla Hoy (1996)

Debo confiar en Aquel que ha prometido que no me desamparará, y en las tormentas mas fuertes que vengan a mi vida ha prometido siempre estar, aunque no vea su poderosa mano salvadora…se que el allí esta para librarme y ayudarme en lo que necesite.

Podrá llegar tarde, pero nunca podrá dejarme solo, él es Dios y tiene control de todo lo que sucede en esta vida, él sabe perfectamente lo que hace y cuando lo hace…solamente debo aprender a esperar pacientemente y dejar que él actúe en mi vida.

“Estad quietos, y conoced que Yo soy Dios” Salmos 46:10 (Versión Dios Habla Hoy (1996)