Tener éxito es sinónimo de galardones, dinero, ascensos, aplausos, poder, prestigio, ser reconocidos por todos, amigos que lo tiene todo en la vida, para algunos esto es significa de éxito en la vida secular, hacen bien en tener todo esto, pero harían mucho mejor si su éxito dependiera de Dios y no de sus propias fuerzas, porque el final sin Dios no vale nada.

“éxito se define en una sola palabra” conocer el pleno desarrollo del propósito de nuestro Creador para nuestras vidas C. Marroquín” El éxito en la vida depende de lo que Dios nos de en su debido tiempo, y ser como el Rey Salomón que no le pidió a Dios riquezas sino que le pidió sabiduría para poder guiar y dirigir al pueblo de Dios que no era pequeño. (1 Reyes 3:5-15)

“debemos de buscar las cosas de Dios primero” el éxito de nuestra vida futura no depende de que tan buenos somos en lo que hacemos, sino en buscar aquello en lo que no somos buenos y prepararnos, dar lo mejor cada día, pero sobre todo, como Hijos de Dios debemos de buscar lo que no podemos ver, hay que buscar las cosas ocultas, “lo que viene de Dios debe ser nuestra prioridad” (Mateo 6:33, Proverbios 10:22)

“temor a Jehová” sabemos muy bien que Dios nos puede quitar la vida en cualquier momento, de un día para otro podemos ya no ver un nuevo sol, temor de Jehová es respetarlo, estar conscientes que sin Él no somos nada ni valemos nada, debemos de respetar a Dios por que sabemos quien es Él y tendremos sabiduría. (Proverbios 9:10, Salmos 1 Proverbios 1:20-33)

“guiados por Dios” se obedientes para algunos de nosotros es muy difícil, no obedecer a nuestros nos puede traer problemas, pero nos traería aún mas problemas se desobedientes con nuestro Creador, tarde o temprano nuestra mente y corazón aceptan que necesitamos de Aquel que nos dio la vida, necesitamos de Aquel que nos llamo y nos adopto como pueblo suyo; si obedecemos al llamado de Dios que nos hace a seguir sus pasos y rendirnos completamente a él, todo lo que hagamos dependerá de Dios y no de nuestras fuerzas, nos cansamos, nos desesperamos al ver que todo nos sale mal, pero si somos guiados por Dios todo nos saldrá como Dios quiere y nos vendrá bendición en todo lo que hagamos. (2 Timoteo 4:7-8, Proverbios 2:1-6, Proverbios 3:1-2)

Anuncios