En la vida podrán haber altos y bajos, alegrías y tristezas, bien o mal, salud y enfermedad, pero que hay de nosotros como jóvenes fuertes, que estamos utilizando nuestras habilidades en nada provechoso.

Nuestras habilidades hablan de lo capaces que somos en muchas cosas, unos pueden realizar tareas imprescindibles y son útiles en la sociedad, y otros solamente pueden realizar tareas específicas, pero necesitamos de ambas personas.

Somos capaces de realizar maravillas, pero debemos de estar definidos en nuestra manera de conducirnos, en la manera en que vivimos definirá nuestra forma de vida, quizás ahora no estas definido en lo que deseas ser o hacer, pero tarde o temprano tendrás que definirte por donde tienes que ir.

Así como David fue un gran líder, rey, y un gran siervo e Hijo de Dios, así debemos de ser nosotros, debemos ser humildes en nuestra manera de comportarnos, aunque tengamos muchas habilidades y opaquemos a otras personas debemos de tener humildad.

Así como el Apóstol Pablo que fue un gran misionero, sabiendo tres idiomas y viniendo de una clase social alta, era humilde, nunca olvido su nacionalidad judía. Hechos 22:3  “Yo de cierto soy Judío, nacido en Tarso de Cilicia pero criado en esta ciudad…”

Pablo estaba definido en quien era, y de donde venia y hacia donde iba, siendo una persona perseguidora de la iglesia, reconoció que había un Dios real y verdadero y su vida, su clase social, sus estudios, todo lo dio por perdido cuando vino a Dios y le cambio su vida, Dios le definió su vida, de perseguidor paso a seguidor de Cristo.

Nosotros al igual que el Apóstol Pablo debemos de definir nuestra vida, ser seguidores de Dios y olvidando lo que dejamos a tras y darlo todo por perdida, es mejor dejar todo lo malo y tomar lo bueno, Filipenses 3:8 “Y ciertamente, aun estimo todas la cosas como pérdida por la excelencia de conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por lo cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura por ganar a Cristo.

Si estudiamos la vida de Pablo vamos a notar que lo tenia todo, pero eso no era bueno para su bien y Dios viene y le da una nueva vida y mejor, y todo lo que tenia, él mismo dice que lo tiene por pérdida.

Que cosas nosotros debemos de dejar para que Dios venga y nos tome, démosle a Dios todo lo que nos separa de él y acerquémonos mas a Dios y estimemos por pérdida todo lo malo por ganar y acercarnos mas aun al conocimiento de Cristo Jesús

Anuncios