En mas de alguna vez hemos sentido que nuestra vida y todo lo que hacemos no tiene sentido, simplemente estamos aburridos por que no le encontramos sentido a lo que hacemos, todo parece que nos sale mal, todo lo que hacemos sentimos que termina de la forma en la que menos lo pensamos.

Es allí cuando tristeza viene a nuestro rostro, se demuda, la felicidad se nos esfuma, y nos entristecemos por que nada nos sale bien, desmayamos, vemos todo en blanco y negro, no le encontramos solución, nada tiene forma; somos incapaces de hacer algo bien, y eso nos desanima.

“tenemos la mejor ayuda” cuando nos sentimos tristes, y vemos que nuestro caminar diario es sin sentido, problemas, lágrimas, falta de motivación, creemos que ya no valemos y que nada tiene sentido nada nos sale bien; recordemos que no estamos solos, tenemos la mejor ayuda de nuestro lado, y su nombre es Jesucristo, él es la mejor ayuda que tenemos a nuestro lado; solo busquémosle y vamos a ver que todo cambia a nuestro alrededor. (Hebreos 13: 6, Salmos 146:5)

“nuestra mejor arma” los soldados cuando van a la guerra llevan el mejor armamento, se entrenan para la batalla, llegan a la guerra con una meta, acabar con el enemigo sabiendo que pueden morir en el intento, ellos llevan lo mejor; nosotros tenemos el arma mas poderosa que hace temblar el infierno, el diablo nos huye cuando estamos de rodillas, la oración es el arma mas poderosa que tenemos a nuestro favor: Un hombre en oración es el arma mas poderosa que existe  (Colosenses 4:2, Efesios 6:18, Romanos 12:12)

“Dios esta siempre atento a nuestra oración” Dios siempre está atento a nuestras oraciones, así como Daniel oraba con las ventanas de su cuarto abierto, sabiendo que todo aquel que orara a su Dios seria echado al foso de los leones, Daniel hizo caso omiso a esa orden apremiante del Rey, sabiendo las consecuencias fue cuando mas oraba, hacía sus oraciones como de costumbre, cuando se sentía triste al primero que iba era a Dios, sus oraciones siempre estaban allí en los tiempos buenos y en los malos, siempre recurría a la oración, nosotros debemos de seguir el ejemplo de Daniel y ser personas de oración teniendo la seguridad que Dios esta allí pendiente de nuestra oración. (Daniel 10:12, Daniel 9:3-22)

Cuando sintamos tristezas, tribulaciones, dificultades en nuestra vida lo mejor que podemos hacer es doblar rodillas y hablar con nuestro Dios, La oración del hombre justo es poderosa y Dios esta atento a ella.

Anuncios