Todos vivimos bajo el mismo cielo y pisamos la misma tierra, respiramos el mismo aire, vemos las mismas cosas sin importar el país en que uno viva, solo que nuestros corazones, nuestra vida, nuestras metas son distintas.

Cada uno de nosotros tiene una visión distinta de las cosas que pasan en esta vida y en esta tierra, todos tenemos sueños, metas que queremos llegar a cumplir y hacer realidad, todos queremos luchar por lo que queremos llegar a obtener, pero muchas nuestros seres queridos se interponen en nuestros sueños y en lo que queremos llegar a realizar en la vida.

“Todos vivimos bajo el mismo cielo, pero no todos tenemos el mismo horizonte” Konrad Adenauer.

Muchas veces nuestros padres nos cuidan tanto en la vida que cuando llegamos a ser personas adultas todavía quieren que estemos con ellos a su lado, y nuestros padres muchas veces nos quitan el impulso de hacer las cosas o los deseos.

Nuestros sueños solamente son de nosotros y debemos de luchar por ellos, sin importar que tan difíciles sean o que tan fáciles son, solo luchemos por ellos y no nos demos por vencidos en la vida.

No dejes que nada se interponga en lo que deseas alcanzar, solamente dedícate a esperar la voluntad de Dios y lucha con Dios de tu parte y podrás alcanzar lo que mas deseas y deja que Dios sea quien te fortaleza y te de las fuerzas necesarias para seguir adelante y solamente dile a Dios que te ayude día a día en lo que necesitas, y cuando sientas desmayar permite que Dios sea quien te levante con su mano de amor y de poder.

Anuncios