Se cuenta de una historia de una persona que tenia muchos amigos, y a cada uno de ellos los trataba de diferentes maneras, con unos salía a tomar un café, con otros se quedaba con ellos en casa jugando al póker o simplemente fumando un buen puro; con otros los acompañaba al doctor, y con los demás salían a caminar. Con el pasar de los años este señor fallece, a la hora de la sepultura en el cementerio general de la comunidad donde el vivía llegaron únicamente los amigos que tenia, y la familia de el, poco a poco fueron llegando los vecinos mas cercanos a la casa de este señor. Al estar frente a la sepultura y darle el último adiós, ninguno se conocía, todos pensaron que eran la familia de este señor muy querido por todos en aquel pueblo, al partir todos del cementerio se preguntan. ¿acaso este señor no tenia ningún amigo? un señor que iba pasando por allí, escucha lo que este señor dice, y le contesta: aquel señor que acabamos de despedir, era hijo único de una familia, su familia mas cercana se fue de este pueblo y únicamente él quedo, todas las personas que ustedes vieron acá en el cementerio eran sus amigos, todos eran amigos de aquel señor que murió feliz. pero como ¿murió feliz? Sí, el cosecho amistades y al final de todo el camino les enseño a cada uno de ustedes que las amistades están en los buenos y en los malos momentos, lo mas lindo de todo es que nadie sabe lo que él estaba haciendo con la otra persona. Por eso el siempre fue feliz, tenia tantas amistades con quienes podía pasar momentos tristes y momentos alegres, cuando el necesitaba de alguien allí estaban ustedes, porque las supo mantener y sobre todo le dio un trato especial a cada uno de ustedes, y les enseño a ser amigos y a apoyarse uno con el otro.

Anuncios