Esforzarse por algo que nunca llegaremos a tener, luchar por lo que mas soñamos y jamás en la vida lo obtendremos; oraciones hechas a Dios para que nos pueda dar algo que necesitamos y nos hace falta en nuestra vida. Todos soñamos con muchas cosas, y jamás las podremos obtener.

Desear no es malo, pero codiciar Sí es malo, porque codiciamos lo que los demás tienen, soñar con tener algo no es malo, porque nos esforzamos por tenerlo y luchar por ello, pero podemos pasar toda nuestra vida pidiéndole algo a Dios, y jamás lo llegaremos a tener, hagamos lo que hagamos, cuando Dios dice No es NO.(Proverbios 16:1)

Oramos todos los días a Dios por algo que nuestro corazón desea, oramos para que Dios nos cure de una enfermedad, o simplemente le pedimos algo sencillo, pero bástate mi gracia porque Mi poder se perfecciona en tu debilidad, nos dice Dios. (2 Corintios 12:9)

“Oramos mal o Dios no nos escucha” si traes tu ofrenda al altar de Dios, y tienes algo en tu corazón que no le agrada a Dios, llévate de regreso tu ofrenda que Dios no la tomará porque has hecho algo que ha Dios no le agrada, entonces Dios no te oye…pero te puede oír…si tu vienes y con corazón sincero y le confiesas a Dios tu pecado, trae tu ofrenda nueva y Dios te la tomará y te bendecirá, no por tu ofrenda sino por tu sinceridad y franqueza, porque Dios ve tu CORAZÓN.(Marcos 3:28, 1 Juan 2:12)

Tu propósito en la vida, no lo escoges tu, tu propósito es Dios quien lo escoge, tu no escogiste a Dios, Él te escogió a ti, para que seas bendición a otras personas y a los que están cerca de ti, tu propósito es ser alabanza para Dios, porque le perteneces a Dios y si no eres de Dios, ven pronto al encuentro con tu Dios, que te espera tu buen SALVADOR. (Efesios 1:3-8, 1 Corintios 1:27)

Tu propósito es hacer la diferencia en este mundo que tiene orgullo, malos deseos, un mundo en el cual únicamente nos importamos nosotros mismos y las demás personas no nos interesan, así como le interesamos todos a Dios, que nos interesen las demás personas, aunque no las conozcamos, oremos por ellas, seamos amigos de quienes no nos hablan, demostremos que podemos cambiar este mundo lleno de odio, rencor, peleas, desenfreno sexual, Dios fue y será la diferencia siempre, dejó su trono por venir a salvarnos, ahora nosotros hagamos la diferencia, seamos el cambio y demostremos que somos Hijos de Dios y aún algo mejor.

QUE DIOS VIVE EN TI Y EL ES TU PROPÓSITO EN ESTE MUDNO Y QUE TODO TU ENTORNO LO PUEDES CAMBIAR CON EL AMOR DE DIOS EN TU VIDA Y EN TODO LO QUE HACES…

¡AYUDEMOS A CAMBIAR LO QUE OTROS HAN DESTRUIDO!