Es mejor decir la verdad, que nunca decirla, cuando se ama a alguien realmente y las palabras nacen desde lo más profundo del corazón, no hay nada que lo pueda detener, no hay temor alguno que pueda doblegar el verdadero amor.

El verdadero amor es aquel que está presente las 24 horas del día, los 365 días, es lo mas profundo que los seres humanos tenemos, es el sentimiento mas poderoso que mueve montañas y las traspasa a lo mas profundo del mar.

El mundo poco entiende de dogmas o de teología, pero entiende de simpatía y el amor. Una acción bondadosa puede ser más potente y tener mayor alcance que el más elocuente de los sermones. D. L. Moody.

No importa en que idioma se escriba “amor” así como tampoco importa como se exprese, pero cabe destacar que “amor no es aquello que se da a cambio de recibir algo a cambio” “Amor es llegar a lo inimaginable”

El amor vuela, corre y brinca de gozo. Es gratis y sin restricción. El amor no conoce límites, pero fervientemente trasciende toda armadura. El amor no siente la carga, no toma crédito por su esfuerzo, e intenta hacer cosas más allá de sus fuerzas.

Amor no es aquello que se da un día y desaparece al próximo día, amor no significa estar un día con la persona ideal y sentir lo mas sublime, amor es aquello que nace de lo mas profundo del corazón para llegar a lo mas sublime.

No hay amor mas grande, de aquel que fue dado en una cruz, no hay amor mas grande de aquel que dio su vida por nosotros y nos amó hasta morir clavado en una cruz sin recibir nada a cambio, amor es aquello que Dios nos dio para poder ser felices.

Nada es más ancho, nada es mas placentero, nada es mas lleno y mejor en el cielo o en la tierra, pues el amor es nacido de Dios. Si amamos es porque Dios puso amor en nuestros corazones, si amamos a alguien hagámoslo como Dios lo haría.

Desinteresadamente, con respeto, con fuerza, con alegría…nunca esperemos nada a cambio, solo demos lo que Dios ha puesto en nosotros y sentiremos lo que realmente significa el Amor, amor es aquello que viene de Dios hacia nuestros corazones.

Nunca esperes recibir algo a cambio de lo que tu das, si esperas algo a cambio…no amas y no quieres, porque amor es llegar a lo inimaginable y esperar lo inimaginable para ser felices para una eternidad al lado de la persona que Dios ha puesto en tu vida y caminar juntos al lado de Dios para una eternidad al lado de tu Salvador.