FUENTE/http://www.amen-amen.net/especiales/virginidad/biblia.htm

Las relaciones sexuales, por cualquier otra razón que no sea el entrar a la obediencia de la voluntad de Dios pueden causar problemas, ya sea embarazos pre maritales y enfermedades transmitidas sexualmente. En obediencia a la Palabra de Dios encontrarás el amor hacia una persona que no sueñas su magnitud, la cual será muy especial para ti y con la que querrás compartir el resto de tu vida, amarás a esa persona más de lo que haz pensado y en ese inicio es digno que tú como persona en un marco integral lleves consigo tu pureza sexual; la cual debes de prevenir que sea entregada fácilmente y a cualquiera que digas o te digan amar, recuerda que el amor en el Señor espera aunque te parezca difícil mantenerte puro(a) para el matrimonio, cuando este parece tan lejos, pero no es difícil.

Las relaciones sexuales pueden ser solamente esa fabulosa experiencia que Dios determinó que fuera en el marco de una relación matrimonial. Satisfacen más y no tienen culpas ni preocupaciones cuando se comparten sólo con la persona con quien pretendes vivir el resto de tu vida; guarda la maravillosa experiencia del sexo para tu matrimonio; si lo decides, luego veras que valdrá la pena haberlo esperado.

Sabemos que hay cosas que no están en la Biblia en forma literal pero las aplicamos porque conllevan un principio bíblico, aun asi es increíble que a estas alturas nace la pregunta…donde dice la Biblia que debemos llegar al matrimonio virgen..

Lo contrario de la sensualidad es contrario a la espiritualidad, es caer en pecado sensual, es el resultado de ser sensual.

La desnudez y la impiedad van juntas, dejas de ser piadoso y caerás en la sensualidad.

Acerca de este tema y que está muy claro que la virginidad es símbolo de pureza, limpieza, así la Iglesia de Cristo es una Iglesia Santa, Pura, sin mancha ni arruga es de igual manera que la Palabra compara a la novia (iglesia) que es virgen con la virginidad de la mujer porque es una honra para todas.

Éxodo 22:16, Deuteronomio 22:13-21, Nahum 1:3, 7, Mateo 6:33, 2 Co. 10:5, Sujeta todo pensamiento a la mente de Cristo. Ro. 13:14. Ni siquiera le abras la puerta. Espiritualmente y físico 2 Co. 10:1. El mundo no es juicioso, por ello debemos medirnos por las normal de Dios.

Si una buena escuela dominical enseña bien a nuestros hijos cristianos sobre la sexualidad, sobre una buena base bíblica y que los padres inculquen a sus hijos para cuando adolescente, sin dudas que ellos nunca entraran en relaciones sexuales antes del matrimonio, ya que en casos donde no ha habido una buena guía las caídas son mucho más. Teniendo una mente entregada al Señor se puede, eso no significa que sean nuestros hijos unos atontados, sino, con un buen dominio propio, hay que tener criterio y obedecer a la Palabra de Dios y todo te saldrá bien.

Lucha día a día por mantenerte puro(a) y no sólo en carne, sino también en el Espíritu (1 Co. 6:18), recuerda que con la mente también se fornica y es lamentable pero real, saber que es el primer paso para llegar a concretarlo físicamente.

No debemos confundir la virginidad física de la que algunos llaman una segunda virginidad…o el decir que ser virgen es una virtud que debe ser mental, pues Dios no entiende dichos conceptos, los cuales solo tratan de dar oportunidades o dejar algún lugar abierto para que después acudamos a Dios por perdón, olvidando que …sabiendo hacer lo bueno no lo hacemos…

Recordemos a José, por algo Dios lo puso en su palabra como ejemplo, siendo un “prototipo” de Jesús el cual supo cuidarse de llevar la voluntad de Dios en ésta área. No por algo varias capítulos de la Biblia son dedicados a su vida, detalle a detalle.

Un hecho histórico que pocas veces es tocado en este tema y es de la cultura judía ya que es el modelo perfecto de caminar en la voluntad de Dios. La mujer debería llegar virgen al matrimonio y pasada la noche de bodas el esposo debería al día siguiente mostrar las sábanas a la ventana con la “mancha” de sangre en ella, caso contrario la mujer moría; parece una loca idea pero la instituyó Dios. No nos olvidemos que Dios hace pactos de sangre y eso en realidad es lo que sucede en la primera relación sexual un pacto de sangre entre ambos.

Por otro lado debemos tratar el caso de todos aquellos que ya han perdido su virginidad, diciendo: no te condenes, pero si arrepiéntete de corazón para la gloria de Dios, Él hace nuevas todas las cosas, luego consagra tu vida al Señor nuevamente.

La pobreza intelectual en el ámbito espiritual y emocional nos hacen desconocer la verdadera voluntad de Dios hacia ésta área de nuestra vida y los valores morales que nuestros padres formen en sus hijos lograran una estabilidad en sus vidas sexuales. Conferencias en la misma iglesia sobre temas actuales, como masturbación, relaciones prematrimoniales, fumar, beber sustancias alcohólicas, son fundamentales para fundar bases en ésta área, esto hará tener una fe y el temor a Jehová-Dios y a nuestro Señor Jesucristo.

Les ánimo desde el fondo de nuestro corazón a que en cada iglesia podamos levantar un estandarte de pureza e integridad. Vivamos una pasión genuina por defender los cada vez más golpeados valores de nuestra sociedad. Anímenos a nuestros jóvenes sin ningún temor a llevar una vida pura y a guardarse vírgenes hasta el matrimonio.

Es tiempo de levantar nuestra voz, y que se escuche fuerte… “Por una Iglesia pura, sin mancha y sin arruga…

Anuncios