Tarde o temprano nos enamoraremos de alguien, y esa persona será la indicada, y quizás terminaremos casándonos con ella o con el, eso no lo sabremos pero ese es el objetivo de estar con alguien, en buscar a la pareja ideal, a la persona ideal que nos haga felices, sonreír, esa persona que esta a nuestro lado en los momentos mas difíciles que tengamos, la encontramos tarde o temprano, la menos pensada será, o será aquella persona que conocemos desde niños, será la que esta en el otro escritorio de nuestra colegio o de la universidad, alguien del trabajo, o alguien que vemos todos los días en la iglesia; ¿Quién será? Probablemente no lo sabemos, pero lo descubriremos tarde o temprano o quizás nunca lo descubriremos, pero lo que si sucederá que nos terminaremos enamorando de una persona, nuestro amigo, nuestra vecina, nuestro compañero de trabajo, alguien será.

 

Seremos muy felices toda la vida, porque en nuestro interior sentimos que nos falta alguien, alguien que nos haga reír, que nos apoye, con quien hablar o simplemente alguien con quien pasar un momento agradable y mejor si es para toda la vida, y decir como dicen muchas personas al estar frente al altar “hasta que la muerte nos separe”, es una soga al cuello de por vida, soga que nos amarrara con la persona que amamos y queremos, y a quien queremos apoyar todos nuestros días.

 

Pero que sucede cuando pasamos con alguien que creímos era la persona indicada para nosotros, y al final termino siendo un desastre total, termino siendo nuestra pesadilla, y terminamos siendo los peores enemigos de toda la vida, terminamos sin hablarnos, sin poder vernos, por que al final, “no éramos el uno para el otro” y lo que creímos que seria la persona ideal se termino por convertir en el tiempo perdido que jamás volveremos a recuperar porque se fue, quedo en el pasado y nos duele, nos duele recordar el pasado, nos duele acordarnos de esa señorita que algún día quisimos y nos duele recordar al joven que nos hizo sonreír en los momentos donde las nueves eran grises  el sol no aparecía por ningún lado en el horizonte, tiempo perdido, que nunca volverá a nosotros, se fue y jamás lo tendremos de nuevo a nuestro lado, esos momentos que pasamos juntos fueron los mas felices de nuestra vida y ahora solo es sombra en nuestros corazones y en nuestras mentes.

 

Al final recapacitamos y nos decimos a nosotros mismos “2 años con esa persona que quise, incluso teníamos planes de boda, planes de pasar nuestras vidas uno al lado del otro, como recuerdo cuando se ríe y me hacia feliz con solo verlos a los ojos y poder sentir que me ayudaba con solo estar presente, era feliz al estar con el o ella, hablar con ella me hacia muy feliz, pero ahora es tristeza, todo se termino, soy otra persona totalmente distinta, ya no encontrare a la persona ideal para mi, ya no encontrare a alguien como ella que me haga feliz y me ayude a salir adelante en los momentos mas tristes de mi vida, todo se termino, todo acabo” muchas veces pensamos en lo que acabamos de leer, lo vivimos, lo sentimos en nuestro corazón y nuestra vida era otra, éramos felices, y ahora ya no soy feliz.

 

Perdí 3 años con esa persona que tanto quise, tiempo perdido no regresara, se fue, pero al recordar esos momentos agradables que pasamos juntos y traerlos ahora a mi mente, me puedo decir, tiempo perdido, pero aprendí muchas cosas que no debo de hacer de nuevo aprendí muchos cosas, relación que termina conocimientos nuevos que ahora tengo para no cometerlos en otra relación que valla a tener, me puedo decir no me quiero enamorar porque me van a lastimar, me van a romper el corazón, me van a ser llorar y no quiero, no quiero que me lastimen de nuevo, ya no quiero sufrir una vez mas, ya no me quiero equivocar; ya no quiero pasar por lo mismo una vez mas.

 

El corazón no se rompe, es cierto que nos duele que nos lastimen, pero el corazón esta completo, lastimado pero esta recuperándose, y la mejor forma que se recupere rápido es olvidar, olvidando el pasado y viendo hacia adelante, siguiendo nuestro camino, y Dios nos dará y te dará a la persona indicada que te haga sonreír, ser feliz, Dios te la dará en el momento indicado, solo tienes que dejar tu pena y tu corazón en las manos de Dios, y Dios hará que tu seas otra persona distinta, solo deja que Dios, te de a la persona indicada para poder ser feliz, podrá ser tu mejor amigo, alguien que conociste en una actividad de la iglesia, en internet, el amigo de tu amigo, Dios lo tendrá por allí, y cuando Dios te de a esa persona serás al mas feliz de toda la tierra, porque Dios quiere lo mejor y te da lo mejor para que seas feliz.

 

No es tiempo perdido, fue tiempo de aprender, fue tiempo de saber que te esperaba algo mejor, fue tiempo de saber esperar en Dios, fue tiempo de saber que no era el indicado para ti, fue tiempo de aprende a llorar por los errores que cometiste porque estabas enamorada de alguien que no te amaba y apreciaba de verdad y de todo corazón.

Es tiempo de,  ser feliz, ver hacia adelante, de esperar por la persona indicada, de esperar en Dios, de esperar que Dios te de a la persona ideal, a tu pareja idónea, de confiar en Dios y no ver hacia atrás y seguir el rumbo que Dios te esta marcando en tu vida; de darle gracias a Dios por esa persona que pronto entrará en tu vida; tiempo de dejar que Dios, te guie y te de felicidad, felicidad que solo Dios te puede dar.

 

 

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él emana la vida.

Proverbios 4:23

Anuncios