Sixto Porras

El respeto mutuo es fundamental para que la relación sea firme y perdure. Respeto por uno mismo y por la otra persona. El respeto es el combustible que alimenta el fuego, es más, el respeto precede al amor, ya que, por más atractiva o apasionada que sea una persona, si no hay respeto, es seguro que esa relación no tendrá un resultado feliz. Para tener éxito en la vida, trate a cada persona como quiere que le traten a usted, busque maneras de atender las necesidades físicas, emocionales y espirituales de los que le rodean. Combata cualquier deseo de egoísmo y de sacar ventaja injusta sobre los demás. Trate de disfrutar la amistad de quienes le rodean. No apresure las relaciones románticas, es mejor tener buenos amigos. Como una regla general, no arriesgue lo que no puede darse el lujo de perder; una linda amistad, su proyecto de vida, su salud sexual y reproductiva, sus amigos.

Fuente: Enfoque a la Familia