http://apologista.wordpress.com/2009/12/25/lo-que-el-diablo-ha-obscurecido-de-los-incredulos/

LO QUE EL DIABLO HA OBSCURECIDO DE LA MENTE DE LOS INCRÉDULOS

Estimado amigo(a) que nos visita regularmente:

San Pablo nos dice algo que debiera motivarnos a todos a una seria y profunda reflexión en un pasaje importante de su pluma. Me refiero a 2 Corintios 4:4, y que dice: “en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”. Ahora note con cuidado que el Apóstol Pablo dice que el diablo ha cegado o embotado el entendimiento de los incrédulos para que nos les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo. Aquí se revela que el diablo no desea que usted reciba el brillo de la luz que emana del evangelio de la gloria de Cristo. Y parece que Satanás lo ha conseguido, pues ya casi ningún predicador o evangelista predica el evangelio de la gloria de Cristo en sus campañas de “evangelización”, ni tampoco la mayoría de maestros y pastores en las iglesias.

La gloria y el reino son sinónimos

A continuación quiero demostrarles que el evangelio de la gloria de Cristo es equivalente al evangelio del reino que tanto Jesús se esmeró en predicar, pues significaba (…y significa) la salvación de los hombres. Comparemos dos pasajes de la Escritura para encontrar la evidencia clara y contundente:

Mat. 20:20,21: “Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. Ella le dijo: Ordena que en tu REINO se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda”.

Mar. 10: 35-37: “Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro querríamos que nos hagas lo que te pidiéramos. El les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Concédenos que en tu GLORIA nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda”.

Si comparamos ambas citas que se refieren al mismo asunto, veremos que Mateo dice que los hijos de Zebedeo (Jacobo y Juan) le solicitaron a Jesús una posición de privilegio en su REINO. En cambio, Marcos escribe que lo que Jacobo y Juan le pidieron a Jesús fue por un lugar de privilegio en Su GLORIA.

Así que vamos a cambiar la gloria por la palabra reino en el texto en cuestión (2 Cor. 4:4) y tendremos lo siguiente: “En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio del reino de Cristo, el cual es la imagen de Dios”.

Sí, mi amigo, el diablo hará hasta lo imposible para que su entendimiento quede embotado para que no le brille a usted la luz que proviene del evangelio del reino de Jesucristo, el único evangelio salvador que nosotros estamos predicando fielmente y de manera consuetudinaria en este blog.

Desgraciadamente, los más de los cristianos de hoy tienen ideas vagas o retocadas del verdadero evangelio bíblico que realmente nos resulta sorprendente e inaudito que aún persistan en pleno siglo XXI. El diablo, sin duda, ha tenido un éxito enorme con la puesta en marcha de una táctica de “espiritualización” o “mistificación” del reino que es muy maléfica y destructiva, y que ha estado desviando de la verdad a millones de llamados cristianos por todo el mundo por generaciones y a los que no son cristianos en absoluto, como los ateos, politeístas, agnósticos, humanistas, hedonistas, existencialistas, evolucionistas etc, etc). El Reino prístino de Cristo ha sido así trastocado por la Iglesia católica y después por sus hijas (el protestantismo en general), ¡y a nadie parece importarle este asunto tan crucial para nuestra salvación!

Es hora de que los ciegos abran los ojos y puedan ver la luz brillante que emana del verdadero y original evangelio del reino de Cristo, que es el evangelio de la gloria, de la gracia, y de la paz de Cristo.

Anuncios