En la actualidad las jovencitas están teniendo relaciones sexuales a una edad más temprana que en años anteriores. Muchas de ellas empiezan la vida sexual a los trece años de edad.

     Se ha dicho que el típico estudiante de secundaria enfrenta más tentaciones sexuales cada mañana camino a la escuela que las que enfrentaba su abuelo un sábado por la noche cuando salía a buscarlas.

     Los jóvenes de hoy parecen estar más conscientes del sexo y son más susceptibles a las relaciones sexuales ilícitas que las generaciones anteriores. Los adolescentes se ven expuestos rutinariamente a imágenes y mensajes que fomentan las relaciones sexuales de todo tipo.

     Hay algunas causas que inducen a las relaciones sexuales prematrimoniales en la pubertad. La filosofía actual de “si te hace sentir bien, hazlo”, ha echado raíces y ha dado fruto en la sociedad occidental.

     La estructura familiar es causa también de inducción a las relaciones sexuales prematrimoniales. Los efectos del divorcio, la separación y otros problemas familiares, tienen como efectos la actividad sexual.

     Los hijos de familias intactas, por lo general, están más preparados para contrarrestar las muchas influencias y tentaciones relacionadas con el sexo. La familia es importantísima para preservar a los adolescentes de las relaciones sexuales prematrimoniales.

     Una familia integrada donde el padre y la madre se respetan, se aman, donde hay un compromiso de educar, amar a los hijos y darles el afecto que necesitan en las edades tempranas de su vida, ver por el correcto desarrollo del carácter y el formar hábitos, es la gran clave para prevenir las relaciones sexuales en los jóvenes y aun en los adolescentes.

 

La importancia de la educación sexual en el hogar

     No podemos dejar de insistir en que la familia que está construida sobre los valores morales, familiares, éticos y cristianos, provee al adolescente y al joven la información necesaria sobre la educación sexual.

     El sociólogo Bren Miller dice:

“Cuanto más abiertamente los padres dialoguen con el adolescente sobre sus escalas de valores y creencias relacionadas con la sexualidad, menos éste demostrará actitudes sexuales negativas.”

 

     Qué importante es entonces que los padres puedan educar a sus hijos en la sexualidad; no vaya a ser que los eduquen las revistas pornográficas, las video cintas o la música con contenido pornográfico.

 

 

La sexualidad en el adolescente

     Quiero presentar algunos datos que nos arrojan información importante acerca de la sexualidad de los adolescentes actualmente en los Estados Unidos y en Hispanoamérica:

  • · En los Estados Unidos a la edad  de 20 años el 81% de los jóvenes solteros y el 67% de las chicas solteras han tenido ya relaciones sexuales.

  • · Un estudio muestra que el 50% de los jóvenes de  19 años  activos sexualmente, tuvieron su primera experiencia sexual entre los 11 y los 13 años de edad.

  • · Muchas investigaciones muestran que la edad promedio para que los adolescentes empiecen a tener sexo, es  de 15 años  para las niñas y 14 años para los varones.

  • · La firma de encuestas de Nueva York Answer Bay,  encontró a  través de una  investigación detallada  que el  57%  de los estudiantes de secundaria  han perdido        su virginidad.   Los jóvenes están en llamas.

  • · Más   de  la mitad  de   los adolescentes,  un 54%,  han tenido  su primera relación sexual en la casa de él o de ella.

  • · Un  estudio  hecho con 5,000 estudiantes de 32 instituciones educacionales  muestra que un  25%  de  las  chicas  han sido violadas o forzadas  sexualmente  desde los 14 años de edad.   Es   trágico,  es  doloroso  leer   estas                             estadísticas.

  • · 3 de cada 4 embarazos serán  imprevistos o no deseados entre los jóvenes y  adolescentes, de   esos    embarazos   cerca   de    400 mil terminarán    en   aborto.   Esto   refleja   un aumento del 100% desde 1972.

  • · De los 490 mil nacimientos, 270 mil serán de adolescentes no casadas. Un aumento triple desde 1960.

     Todo esto nos enfoca de nuevo a la familia. Qué importante es que los hogares se conviertan realmente en lo que deben ser: hogares con calor de hogar, con padres que están humanizados y llenos de compasión por sus hijos y de preocupación por ellos.

 

¿Conocen los padres la realidad de sus hijos adolescentes?

     No puede ser que los padres de familia estén tan ajenos a toda esta ola de promiscuidad que está destruyendo los valores morales y está haciendo adictos al sexo a muchísimos jóvenes que después van a sufrir una gran cantidad de enfermedades venéreas y finalmente la muerte en algunos casos.

     ¡No puede ser posible que los padres estén tan ignorantes de que sus hijos están teniendo relaciones sexuales en sus propias casas!

     ¿No es trágico que los padres están tan desatendidos de la problemática sexual del adolescente? ¿No es preocupante ver la multitud de padres de familia que ignoran y que quieren evitar enfrentar a sus hijos para educarlos en el terreno sexual, para amarlos, para darles valores morales, familiares, que los sostengan y que los ayuden?

     Hoy en día, más de 400 mil adolescentes abortan cada año en México. Un 80% de las chicas que quedan embarazadas abandonan los estudios.

     En México por ejemplo, se calcula que a los 13 años de edad, hay cientos de miles que se embarazan anualmente. La tragedia está cundiendo como el fuego, la promiscuidad entre los jóvenes o las relaciones sexuales antes del matrimonio es casi algo diario.

     Imagínate el trauma emocional para una adolescente de 13 años de edad que tiene que dejar la escuela, que tiene que convertirse en madre, que tiene que enfrentar los retos de una madre, que tiene que enfrentar situaciones que van mucho más allá de su capacidad emocional y mental.

     Es altamente destructivo, muchas de ellas terminan aisladas en sus casas, en sus hogares desintegrados o muchas se enfilan hacia el camino de la prostitución.

Anuncios