Virginidad. Estado de virgen. Persona que no ha tenido relaciones sexuales. Puro.

“No tomará viuda, ni repudiada, ni infame ni ramera, sino tomará de su pueblo una virgen por mujer,” Levítico 21.14.

Se está manejando actualmente que la virginidad no tiene importancia, dicen que lo más importante es el ‘amor’. Aunque la mayoría por fortuna todavía cree que es importante. Para Dios es algo que tiene mucha relevancia.

Es importante que cuides tu cuerpo, porque todo lo que hagas con él tiene consecuencias para toda la vida y en la eternidad.

     a.- tu cuerpo es un bello templo del Espíritu Santo. “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” 1 Corintios 6.18-20. Tu cuerpo es doble propiedad de Dios, porque primero el te formo, y segundo el lo compro con la sangre de Jesucristo.

b.- fuiste creado a la imagen de Dios. “Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre.” Salmos139.13

“Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.” Salmos 139:16. En tu belleza está la imagen de Dios, y cuando alguien peca esa hermosura es manchada, denigrada.

c.- Dios te da la responsabilidad de cuidar tu cuerpo, eso incluye la virginidad, que está reservada para la persona con la que vas a unir tu vida. Todos tenemos que dar cuentas de lo que hicimos con nuestro cuerpo. “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.” 2 Corintios 5.10.

d.- la fornicación es un pecado condenable por la Palabra de Dios, quien lo práctica está en muerte. “Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.” 1 Corintios 5:11.

 “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.” 1 Corintios 6.10,11.

Cuando llegas virgen al matrimonio honras a Dios, a tus padres, a la iglesia y a ti mismo.

a.-Dios ve tan sagrada la virginidad que compara la pureza de la iglesia con una virgen. “Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo.” Mateo 25.1. “Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo.” 2 Corintios 11.2. Dios honra a los que le honran. El te bendecirá si te guardas, hasta el matrimonio.

b.- Tus padres tratan de protegerte sin duda por la importancia que tiene para ellos que seas virgen. Es por eso que cuidan los horarios en que sales fuera de casa, y vigilan que clase de amistades tienes. Para todo padre es una honra entregar a su hija vestida de blanco. Para un hombre, y sobre todo cristiano una mujer virgen vale oro, sabe que es el primer hombre con el que va estar con ella.

c.- Para la iglesia también es una honra muy grande, es de buen testimonio.

d.- Es una honra que perdura toda la vida, en tu noviazgo nadie te va a señalar, durante el matrimonio el esposo no podrá darte ningún reproche, y con tus hijos podrás darles un consejo y un buen ejemplo.

Apártate de todo aquello que ponga en riesgo tu comunión con Dios, y tu pureza.

a.-El peligro de perder la virginidad, es que primero pierdes tu relación con Dios, y esa mancha no será borrada, excepto cuando la persona se arrepiente y se aparata del pecado.

b.- no estés a solas con una persona del sexo opuesto donde corras peligro. La fornicación es un pecado que debes evitar, ya que muchos han caído en el por no tener cuidado. Hay muchas personas que siguen sufriendo las consecuencias, embarazos y matrimonios no deseados, baja autoestima, rechazo de la sociedad, carreras truncadas, y ministerios dejados. Pero lo más importante el peligro de perder tu salvación.

“No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.” Gálatas 6:7,8.

 “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 6:23.

Conclusión. No te dejes engañar con la forma de pensar del mundo, la Biblia dice que nosotros tenemos la mente de Cristo (1 Corintios 2:16) y hemos visto a la luz de las Escrituras que Dios quiere que te mantengas puro, el bendice y honra a los que le honran. Un engaño de Satanás es que le dice a la persona que peca: ‘no moriréis’ pero claro está que el que peca cosechará muerte. Guárdate pues; para Dios, y cuida tu virginidad.

Finalmente me dirijo a aquellos que por alguna razón perdieron su virginidad, hay perdón en Jesús, personalmente conozco a personas que conocieron al Señor después de haber vivido en la carne, y cuando ellos vinieron a Cristo, tuvieron una vida nueva. El Señor perdona y limpia al pecador que se arrepiente.

“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.” Isaías 1.18.

http://antoniogomezcruz.blogspot.com/