http://apologista.blogdiario.comgeneral.phtml?title~=cash

Si usted visitara la oficina de Ca$h Luna, ¿que esperaría encontrar?

Tremenda sorpresa sería encontrarse con ediciones de la revista especializada en aviones Air to Air, también encontraría catálogos de relojes, figurines de trajes de moda y un sin fin de cosas que solo alimentan el ego.

Cash Luna es, sin lugar a dudas, un hombre amador del dinero y la buena fortuna. Poseedor de relojes Rolex y Cartier, para referencia un Rolex Presidente de oro puede llegar a costar la ínfima suma de $.25, 000.00 dólares y un Cartier por el estilo. Además y para su deleite, toda una colección de finos trajes hechos a la medida y finas corbatas de las sedas más costosas. Pareciera ser que Charly Ca$h Luna y Benny Hinn coincidieran, no solo porque ambos son acérrimos fans de la doctrina de la prosperidad, sino en gustos y su manera excéntrica de vivir la vida.

Dueño y señor de terrenos en el exclusivo condominio Sausalito, carretera a Fraijanes en Guatemala, que se valoran en aproximadamente $.100,000 dólares c/u y un tanto más, una sencilla casa de habitación en el condominio Coventry carretera a El Salvador, Guatemala, con un valor no menor a $150,000.00 dólares, membresía en exclusivo club de golf Hacienda Nueva en San José Pinula Guatemala (regalada), autos Mercedes-Benz de $.90,000.00 dólares, su volvo XC-90 con un precio de $.60,000.00 dólares, jet Sabreliner 60 modelo 78 con un precio de mercado que ronda los $.800,000.00 al millón de dólares y quien sabe cuántas cosas más guardadas debajo del tapete, Carlos Cash Luna es un paladín de los pastores ricos y famosos, digno de figurar en el conteo de la revista FORTUNE.

Imagínese lo que encontraría en las diferentes cuentas de banco que sustenta y los limites de sus tarjetas de crédito, de las cuales es tan amigo, que ha implantado desde hace algunas semanas en su iglesia el sistema de cobro de ofrenda o diezmo vía TARJETA DE CRÉDITO. Usted lo solicita a los servidores y listo; ha sido debitado de su tarjeta, no importando que esté cundido en deudas de tarjetas y pagando del 50 a 60% de intereses, más manejo de cuenta; lo simple y práctico de dar, es el asunto para Ca$$$h.

Ese es Carlos Cash Luna, un hombre que sabe vivir y vive muy, pero muy bien. A sus anchas y sin ningún remordimiento, aunque viva en un país donde la tasa de pobreza asciende a más del 70% y el desempleo ronda por el 55% aproximadamente.Carlos Cash Luna tipifica a los personajes religiosos de categoría carismático-pentecostal que están explotando descaradamente a los supersticiosos creyentes de toda estirpe. Decimos “supersticiosos” porque exteriorizan una fe de índole supersticiosa en el “poder” supuesto de Ca$h Luna para eliminar muchos males comunes en los seres humanos -conflictos matrimoniales, infidelidad, hijos descarriados, vicios, enfermedades, desempleo, depresión, complejos emocionales, etcétera.

La astucia y avaricia de este psicólogo religioso sabe manipular los sentimientos de los ingenuos que les prestan oído, persuadiéndolos a enviar ofrendas, asistir a seminarios, retiros, etc. Pues todo eso los librara de la pobreza y la perdición.

Argumentos bien usados por él, en una región que vive sumida en la más extrema pobreza y donde cualquier listo como Carlos cash Luna se hace millonario de la necesidad de los ingenuos.

Ingenuos que ignoran, al parecer, la advertencia del espíritu santo: “por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas” (2 Pedro 2:1-3).

Pero el público en general, y el pueblo evangélico, claman por predicadores de la talla de Carlos Cash Luna, cumpliéndose la profecía: “porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonaran maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartaran de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (2 Timoteo 4:3-4).

Verdad que es muy cierto en este tiempo: son comunes en los mensajes de Carlos Ca$h Luna, las fábulas de “testimonios” y anécdotas adornadas con chistes que deleitan a los oyentes llenándolos de ilusiones y visiones de salud y prosperidad.

Esta obsesión con la salud física, con la felicidad y la prosperidad material, es el “demonio” que está jugando con multitudes de almas en el presente, riéndose y divirtiéndose mientras las encamina hacia el día malo cuando sus ilusiones se tornaran en desilusiones y llanto.

Ingenuos que por preferir “testimonios” y despreciar el profundo estudio de la “sana doctrina” sufren las consecuencias de su propia ingenuidad inexcusable.Ese es Carlos “Cash Money” Luna, un vende espejismos, un vende espejitos, un verdadero mercader del evangelio. Bueno, siempre habrá ingenuos que los tonteen como bobos. Bobos que dan su plata bien ganada para un sátrapa que vive del sudor ajeno con total desfachatez. Como dice el dicho: “El vivo vive del tonto, y tonto de su trabajo”.

Anuncios