FUENTE: http://apologista.blogdiario.com/

“El empresario religioso es Cash Money Luna, apóstol y predicador de la prosperidad de origen guatemalteco, que visita Honduras. Según un informe extraído de internet, este predicador es millonario, posee un avión propio y el artículo que transcribo afirma lo siguiente: «Cash Money Luna es sin lugar a dudas, un hombre amador del dinero y la buena fortuna. Poseedor de relojes Rolex y Cartier, para referencia un Rolex Presidente de oro, que puede llegar a costar la ínfima suma de $25,000.00 y un Cartier por el estilo.

“Raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe” (1 Ti. 6: 10)

Además y para su deleite, toda una colección de finos trajes hechos a la medida y finas corbatas de las sedas más costosas. Pareciera ser, que “Cash Money Luna y Benny Hinn coincidieran, no sólo porque ambos son acérrimos fans de la doctrina de la prosperidad, sino en gustos y su manera excéntrica de vivir la vida. Dueño y señor de terrenos en el exclusivo condominio Sausalito carretera a Fraijanes, Guatemala que se valoran en aproximadamente $ 100,000 c/u.  Y un tanto más una sencilla casa de habitación en el condominio Coventry carretera a El Salvador Guatemala con un valor no menor a $ 150,000.00, membresía en exclusivo club de golf Hacienda Nueva en San José Pinula, Guatemala (regalada), autos Mercedes-Benz  de $90,000.00, su Volvo XC-90 con un precio de $60,000.00, jet Sabreliner 60 modelo 78 con precio de mercado que ronda los 800,000.00 al millón de dólares y quien sabe cuántas cosas más guardadas debajo del tapete, Cash Luna es un paladín de los pastores ricos y famosos, digno de figurar en el conteo de la revista FORTUNE»”(8)

El Sabreliner

Como dice Pablo Quintanilla al respecto, “no es justo, ni de sabios, hacer todo un alarde de grandeza en público y vivir como rey, en un país donde las diferencias sociales son tan marcadas, y la necesidad está por todas partes” (9) Y sigue diciendo:

Cash Money” es un perfecto aprendiz de millonario, es fanático del golf y del buceo, con el tiempo se ha convertido además en un experto conocedor de relojes. Los buenos trajes son una de sus pasiones, y será para más, pues en sus tiempos de empresario a la cabeza de una boutique de trajes exclusivos, aprendió a vestir y a vestirse como todo un dandy” (10)

Ese es Cash “MONEY” Luna, un hombre que sabe vivir y vive muy, pero que muy bien del “evangelio”; a sus anchas y sin ningún remordimiento aparente, aunque viva en un país donde la tasa de pobreza asciende a más del 70% y el desempleo ronda por el 55% aproximadamente.

La Biblia nos enseña a que no debemos hacer ostentación de lo material, sino que debemos manejarnos con prudencia y sobriedad en este mundo, sin buscar el enriquecimiento, el cual es tentación y lazo. Especialmente eso rige para los ministros del Evangelio (1 Ti. 3: 2, 3; 6: 9), y sin embargo, estos hombres (y muchos más) hacen caso omiso a la Palabra; por eso,

¡Por sus frutos les conoceréis!

Dice la Palabra: <<¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros>> (Santiago 5: 1-3)

¡Qué poco gusta esa palabra, y qué poco se predica acerca de ella hoy en día!, es contraria al “evangelio de la Prosperidad”, y tira por el suelo sus falaces argumentos.

Santiago no se dirige a los no creyentes, sino a los creyentes (1: 1) cuando escribe así. En ese párrafo, se está dirigiendo concretamente a aquellos que se dicen cristianos pero viven en la ostentación de los mundanos, convirtiéndose ellos también en mundanos a la postre. Todos ellos viven en el espíritu de Laodicea. Ese es el espíritu que rige a todos esos falsos siervos de Cristo, que a la par que aquellos del Apocalipsis, dicen para sí: “Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad” (Ap. 3: 17). La promesa de Cristo para todos ellos si no se arrepienten, es que les vomitará de Su boca (Ap. 3: 16)

El Señor ya nos lo advirtió

Hinn y Luna, son dos de los hombres que dicen ser portadores de la unción y del mensaje profético de Dios para estos últimos días. Alguien se preguntará, ¿pero cómo es posible que el Señor permita que esto ocurra?; y yo le responderé con la Biblia en la mano: “¡Es que el Señor ya nos advirtió que eso iba a ocurrir!”; pero el problema es que parece que no creemos a Su Palabra. Veamos en Mateo 24: 24;

<<Porque se levantarán falsos cristos (ungidos), y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos>>

El pueblo de Dios debe aprender a DISCERNIR, y no dejarse intimidar ni amedrentar por ese tipo de hombres. Esos hombres viven rodeados de tantas riquezas y abalorios porque el pueblo de Dios les regala el dinero que tienen, por creer que esa es la voluntad del Señor, cuando no lo es. Así de sencillo. Y además hacen de ellos el ejemplo a seguir, la meta a alcanzar. Se constituyen imitadores de ellos en vez de serlo de Cristo.

Esos hombres son lo que han llegado a ser, porque el pueblo de Dios les ha dado pie; les escucha, les cree. ¡Es hora de que el pueblo de Dios discierna, y se aparte! (2 Ti. 3: 5)

El diablo multiplica el engaño

El Señor Jesús ya está a las puertas para llevarse a Su remanente santo, esa es la razón por la cual el enemigo está tan al acecho, buscando el que los cristianos se queden aquí ese día. Busca y trabaja (y muchos miles de hombres y mujeres suyos también) para que muchos creyentes no sean  tenidos por dignos de escapar de todas las cosas que vendrán (Lc. 21: 36), e intenta engañarles con ardides, con mentiras como “lo nuevo de Dios”, la “nueva unción”, la “conquista de las naciones”, y la “prosperidad” sin límites, para que sus corazones se llenen de falsa fe, ambición y codicia, como la de sus maestros (2 Pr. 2: 22).

 

CARLOS “CASHOS” LUNA SIGUE MOSTRANDO CON SU MANO LOS CACHOS DEL DIABLO EN SUS PRÉDICAS

 

 

La Mano de Carlos “cashos” Luna

 

 

 

Hay otro video en el cual El Pastor Cash Luna hace el signo del macho cabrío VIDEP PREDICA CASH LUNA – COSAS QUE NO DEBES PERDER. VEAN EN ENLACE QUE APARECE A CONTINUACIÓN:

 

http://www.videoclipscristianos.com/videoplay.php?m=3013&r=1086&video=2415&titulo=Videp%20Predica%20Cash%20Luna%20-%20Cosas%20que%20no%20debes%20perder

 

 

Cuando Cash dice la palabra “de riqueza y no de pobreza” fíjese bien como empuña su mano derecha. Luego cuando cita la Palabra de Dios en el Libro de Hechos de Los Apóstoles Capitulo 10, Versículo 37  cuando dice: comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: Aquí hace el símbolo del macho cabrío.  Luego cuando se refiere a cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y Poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes, “más“.  Al indicar con mano abierta en forma de garra siniestra, y luego indicar con el dedo índice de la mano derecha, a las tres damas que se encuentran en primera fila, al mencionar la palabra clave “más” las dos damas con blusa verde y roja comienzan a tener convulsiones repetitivas. La palabra clave aquí es ” más“, y esta palabra puede ser una orden hipnótica o algún mensaje subliminal. Luego el predicador se burla y ríe siniestramente. Posteriormente cuando cita nuevamente La Palabra de Dios, en Marcos Capitulo 1 Versículo 29, dice así: Aquí Nuevamente hace el simbolo del macho cabrio.

 

Por favor, detractores visitantes, escudriñen bien el vídeo.

 

Ruego para que EL SEÑOR JESÚS les abra sus ojos nublados por el engaño, y los libere de los “cachos” de Carlos “Cashudo” Luna, pues la cosa es muy seria.

 

Una última reflexión:

La predicación de Carlos “cashos” Luna gira simplemente alrededor de la prosperidad, la riqueza, las bendiciones, pero nada predica sobre el mensaje central que Cristo y los suyos proclamaron insistentemente, que fue el reino de Dios y su justicia, y de los padecimientos que debemos soportar en esta vida antes de entrar en él (Hechos 14:22). Nada dice que Dios ha escogido a los pobres de este mundo para que sean RICOS EN FE (NO EN BILLETES), y herederos del reino que Dios ha prometido a los que le aman. Esto no lo dice el próspero “cashier” que está en la luna (Santiago 2:5). Y un gran número de los que se reúnen en la “Casa de Dios” sólo buscan obtener la misma prosperidad de “Cash”, escuchando sus fórmulas mágicas para hacerse millonarios.

 

CARLOS CASH MONEY LUNA Y LA CONFESIÓN POSITIVA

 

 

Fíjense en mi mano izquierda, ¡cornudos míos!

 
Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

 

«No lo digo movido por la necesidad, pues he aprendido a contentarme con lo que tengo» (Fil.4:11).


El Señor Jesucristo advirtió enfáticamente que en los postreros tiempos muchos creyentes serían engañados por falsos maestros y seudo cristos al proclamar herejías y doctrinas del infierno.


Cristo remarca con importancia el asunto religioso, más que cualquier otra cosa o “señal” cosmológica, porque sabía de antemano que comprometería la vida espiritual del creyente en Cristo con potencial condenación:


« Estando luego sentado en el monte de los Olivos, se acercaron a él en privado sus discípulos, y le dijeron: “Dinos cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo. Jesús les respondió: “Mirad que no os engañe nadie» (Mt.24:3-4).


« Porque vendrán muchos usurpando mi nombre y diciendo: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos» (Mt.24:5).


«Porque surgirán falsos cristos y falsos profetas, que harán grandes señales y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos» (Mt.24:23).


En otra parte, Pedro también repara en la salida futura de falsos profetas que harían intromisión de herejías peligrosas y destructivas en las congregaciones cristianas y que ultrajarían la senda santa, manipulando (traficando) a los creyentes con fines de codicia, pero que muy pronto terminarían siendo condenados para su perdición. Veamos:


«Hubo también en el pueblo falsos profetas, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán herejías perniciosas y que, negando al Dueño que los adquirió, atraerán sobre sí una rápida destrucción. Muchos seguirán su libertinaje y, por causa de ellos, el Camino de la verdad será difamado. Traficarán con vosotros por codicia, con palabras artificiosas; desde hace tiempo su condenación no está ociosa, ni su perdición dormida» (2 P. 2:1-3).


El apóstol Pablo no pasa inadvertido para la ocasión, y anuncia que algunos en Cristo apostatarían de la fe por escuchar doctrinas de demonios y espíritus malignos que los engañarían (1 Tim.4:1).


Es seguro, por las hartas pruebas que existen y que concuerdan con la Biblia, que las congregaciones carismáticas de pentecostalistas de ahora, por su carácter, encajan perfectamente en el problema tratado.


A pesar de la información continua dada en la Internet para la prohibición y rechazo de la doctrina herética de la “Confesión Positiva” con estudios sustentados bíblicamente, y con reseñas históricas admisibles que descubren su maldad y su origen pagano-ocultista, al parecer, no ha hecho mucho efecto por el engaño que está bien enraizado en las mentes de los creyentes, ya que ofrece una perspectiva de “bienestar material”, teniéndose en cuenta que la naturaleza humana es inclinada con bastante fuerza hacia los hedonismos de la vida, a las “bonanzas” que el mundo ofrece, y el cristiano, que sigue siendo un individuo caído, a pesar de ser redimido por la gracia de Dios por medio de Jesucristo, no está exento de la seducción del mundo en sus distintas facetas. Lo sabemos perfectamente bien, sin no lea por favor el Salmo 73.


No es nuevo saber que la antiquísima “Confesión Positiva” es de origen pagano ocultista, que ha sido usada por chamanes y brujos, y ahora, hasta por los adeptos de la “New age” (conjuros y hechizos) para lograr materializar o hacer una realidad objetiva y palpable lo que siempre se ha querido o anhelado.


Esta práctica por demás antibíblica y condenatoria, es mostrada con atrevimiento e insolencia en las iglesias de índole carismático neo o pentecostalista y cuyos origen anticristiano se remonta tiempo atrás con Pinheas P. Quimby quien fue conocido como el Padre del Nuevo Pensamiento y que enseño que por medio de afirmaciones verbales “positivas” se vendría a obtener un resultado real o “material”.


El pensamiento de Quimby fue de grande influencia para asentar las bases de la Nueva Era y de la secta denominada “Ciencia Cristiana”, presidida por la torcida Mary Baker Eddy. Después con el transcurso del tiempo, un “pastor evangélico” de nombre Essek William Kenyon la introdujo al cristianismo y que ha sido aprobada hasta estos momentos a los Maestros de la Prosperidad y de la Súper Fe como Kenneth y Gloria Copeland, Kenneth Hagin, Oral Roberts, Robert Milton, “Cash” Luna, Benny Hinn y otros muchos, en un auge y éxito pasmoso en sus congregaciones del “oro, de la plata y de la absoluta perdición”. Su influencia en el mundo cristiano, es devastadoramente considerable.


Un ejemplo notable de esta endemoniada parafernalia de la metafísica y del ocultismo se alcanza a observar con nitidez en el siguiente escrito del seudo cristiano “pastor y mercader del Orco” “Cash” Luna, que nada tiene de bíblico y piadoso pero que promueve las ganancias egoístas de riquezas materiales en base al “Poder del Pensamiento”, de la misma forma o mecánica que lo hacen los hechiceros y chamanes, según lo antes especulado con fundamento Escritural. Para que el engaño sea soberbio, “Cash” enmascara el cuadro maligno con textos Escriturarles violentados “dulcemente” para hacer parecer su idea salida del corazón de Dios. La “fe” que cita “Cash”, la que se “debe ampliar”, como “Cash” dice, no concuerda con el pensar de Divino y Eterno.

Siempre trato de dejar claras las cosas con escritos sencillos, y éste, no es la excepción. Ponga atención y cuidado, y desengáñese mi querido hermano de la hipocresía de Carlos “Cash” Luna, que es tan solo un hijo del diablo más, interesado en su bienestar propio.


Esta es su “bendita y gloriosa impiedad”:


«La Biblia dice que el bien y la misericordia te seguirán todos los días de tu vida. El bien y la misericordia están tras de ti todos los días, confiesa todos los días que crees y presientes que algo bueno te va a pasar hoy, debes creer que las bendiciones de Dios te persiguen, amplifica tu fe». Carlos “Cash” Luna.


Primero que nada, en un juego muy sucio y ventajoso, “Cash” aplica un segmento del Salmo 23, que es un texto bien conocido por la mayoría los creyentes, pero más adelante, trastoca su significado verdadero para justificar con perversión tergiversada la doctrina falsa de la “Confesión Positiva”.


En la Biblia nunca se nos muestra a nosotros como hijos de Dios que debemos “confesar” y “presentir” para que nos pueda pasar “algo bueno”. Si lo duda, búsquelo en la Biblia, y lo que en ella no está, o no se sujeta a su orden, es mentira o blasfemia, dejando mucho que desear. Jamás se hace mención en ella que debemos “creer” que las bendiciones de Dios nos “persiguen”(«creer y confesar, es obtener»). A esta actitud Cash le llama “fe” e instiga al creyente para “ampliarla”.


En Salmo 23, texto 6, el rey David habla de la miseroicirdia divina en el sentido que la gracia de Dios, como protección sobrenatural, vela y cuida por los hijos fieles en un mundo perverso y de constante seducción. La gracia de Dios, su misericordia, es encontrada en su Palabra que nos da orientación y fortaleza férrea en un mundo que se pierde por el pecado, que evita al creyente sufrir una caída irreparable que pueda conducirlo a la ineluctable perdición. La misericordia de Dios se demuestra cuando Dios nos da lo necesario para poder subsistir; él no nos dará alguna cosa material innecesaria que nos hinche los adentros hasta casi reventar de soberbia y altivez.

 

Pablo comenta que debemos estar contentos con lo que tenemos. Pero parece que los “Maestros de la Prosperidad” han hecho de los creyentes de las congregaciones agentes envidioso por no mostrarles la verdad bíblica en forma precisa y correcta, que nos brinda poder para sufrir penalidades, carencias, pruebas y luchas gigantescas, enfermedades pavorosas e incurables, persecución, vituperios, prisiones, abandono, y horrendas muertes, que como hijos de Dios, no estamos exentos de padecer (si no lo creen, vean el fin de los apóstoles y del mismo Señor Jesucristo, ¿quiénes somos nosotros para no padecer probablemente cosas semejantes ?).


«En el mundo tendréis aflicción» (Jn.16:33).


«Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo»” (2 Tim. 3:2).


« No lo digo movido por la necesidad, pues he aprendido a contentarme con lo que tengo. Sé andar escaso y sobrado. Estoy avezado a todo y en todo: a la saciedad y al hambre; a la abundancia y a la privación» (Fil. 4:11-12).


«. . . Unos fueron torturados, rehusando la liberación por conseguir una resurrección mejor; otros soportaron burlas y azotes, y hasta cadenas y prisiones; apedreados, torturados, aserrados, muertos a espada; anduvieron errantes cubiertos de pieles de oveja y de cabras; faltos de todo; oprimidos y maltratados, ¡hombres de los que no era digno el mundo!, errantes por desiertos y montañas, por cavernas y antros de la tierra. Y todos ellos, aunque alabados por su fe, no consiguieron el objeto de las promesas» (Heb.11:35-39).


«Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por su propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades. . . » (2 Tim. 4:3).


« Tú, en cambio, pórtate en todo con prudencia, soporta los sufrimientos, realiza la función de evangelizador, desempeña a la perfección tu ministerio» (2 Tim.4:5).


«Por aquel tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la Iglesia para maltratarlos. Hizo morir por la espada a Santiago, el hermano de Juan. Al ver que esto les gustaba a los judíos, llegó también a prender a Pedro. Eran los días de los Azimos. Le apresó, pues, le encarceló y le confió a cuatro escuadras de cuatro soldados para que le custodiasen, con la intención de presentarle delante del pueblo después de la Pascua. Así pues, Pedro estaba custodiado en la cárcel, mientras la Iglesia oraba insistentemente por él a Dios. Cuando ya Herodes le iba a presentar, aquella misma noche estaba Pedro durmiendo entre dos soldados, atado con dos cadenas; también había ante la puerta unos centinelas custodiando la cárcel» (Hech.12:1-6).


«. . . porque me ha abandonado Demás por amor a este mundo y se ha marchado a Tesalónica; Crescente, a Galacia; Tito, a Dalmacia» (2 Tim.4:10).


«Erasto se quedó en Corinto; a Trófimo le dejé enfermo en Mileto» (2 Tim.4:20).


«En verdad, en verdad te digo: cuando eras joven, tú mismo te ceñías, e ibas adonde querías; pero cuando llegues a viejo, extenderás tus manos y otro te ceñirá y te llevará adonde tú no quieras.” Con esto indicaba la clase de muerte con que iba a glorificar a Dios. Dicho esto, añadió: “Sígueme» (Jn.21:18-19).


La misericordia del Santo Dios no es un producto del “creer” humano sino de su soberana voluntad, de su amor (Jn. 3:16). Si fuese según el primer punto, por el “creer”, se traduciría entonces en el devenir de aquellas condiciones materiales que son parte de vanagloria de vida, de los deseos de la carne y de los ojos, adherentes al mundo porque se vinculan con él:«No améis al mundo ni lo que hay en el mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Puesto que todo lo que hay en el mundo – la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos y la jactancia de las riquezas – no viene del Padre, sino del mundo. El mundo y sus concupiscencias pasan; pero quien cumple la voluntad de Dios permanece para siempre» (1 Jn.2:15-17).


El carácter de Dios es contrario cien por ciento a este precepto oscuro que esgrime “Cash” en su absurda declaración y que apunta a las ganancias terrenales de falso y áurico destello que son perecederas sin duda alguna. El principio básico bíblico es la búsqueda de las cosas espirituales que nos lluevan al Reino Venidero de Dios y de su Cristo, “las que no se ven porque son eternas”, porque las que se ven morirán, también, con quienes las aman:


«. . . no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas» (2 Co. 4:18).


«No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban. . . » (Mt.6:19).


«Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? O ¿qué puede dar el hombre a cambio de su vida?» (Mt.16:26).


La Biblia dice, en palabras de Nuestro Señor Jesucristo, que debemos orar a Dios por el “pan nuestro de cada día”, y cuando se refiere al “pan, incluye que Dios supla las necesidades más esenciales que tenemos como seres humanos (Mt.6:11).La Biblia comenta en otro lado que busquemos primeramente el Reino de Dios y su justicia (lo espiritual), y enfatiza que “lo demás será añadido”, es decir, lo que es material (Mt. 6:33). Ese “además añadido” se encargará Dios de proporcionarlo de acuerdo a su Voluntad porque él es Soberano; Dios determina la medida de cada cosa para el creyente, porque mucho de lo que se pide, en verdad, sale sobrando, porque es superfluo y banal. Los lujos no son para el cristiano verdadero, porque lo desvía del camino espiritual encerrándolo en una esfera de complacencia mundanal…. Eso los arruinará, tarde o temprano.


Hermanos y amigos, los últimos tiempos están por concluir. La maldad se encuentra en el punto casi máximo de hervor expresivo, exclamando con abierto grito que el tiempo más lúgubre y caótico de la historia de la humanidad está por comenzar, la Gran Tribulación Escatológica, y que el Señor viene pronto a juzgar y a condenar a quienes le rechazaron con abierto desdén, y también a quienes creyeron le servían bien (Mt. 7:22; 2 Ts.1:8).


“El engaño religioso” está arremetiendo con destrucción espiritual a millones de cristianos por seguir doctrinas falsas que promociona los perversos Maestros de la Prosperidad como Carlos “Cash” Luna, a quien solo le importa su bienestar y no el de los creyentes que “despluma” como tontos por su ignorancia y pasividad bíblica, que vive como rey mundano, como los del “Jet Set”, con lujos y placeres supuestamente “permitidos” pero que Dios no acepta por su terrenal principio.


Auque “Cash” haga una obra financiera de amor y de piedad, es tan solo una apariencia, porqué en primer lugar, el dinero que dispone para este caso, ni suyo es, ya que provienen de los creyentes a los que ha saqueado con lisonja y demagogia, con demoníaco parloteo, con extraños sincretismo de entera condenación, siendo como los fariseos legalistas que daban de lo que les sobraba:


«Alzando la mirada, vio a unos ricos que echaban sus donativos en el arca del Tesoro; vio también a una viuda pobre que echaba allí dos moneditas, y dijo: “De verdad os digo que esta viuda pobre ha echado más que todos. Porque todos éstos han echado como donativo de lo que les sobraba, ésta en cambio ha echado de lo que necesitaba, todo cuanto tenía para vivir» (Lc.21:1-4).


“La Confesión Positiva”, y otras más cosas depravadas, han sido incursionadas en las iglesia cristianas para propósitos meramente egoístas y ambiciosos, siendo las “ovejas” (los “asnos”, mejor dicho) el medio para que sean consumados, ya que son fácilmente embaucadas y robadas por pavorosos cuentos religioso que los aturden y confunden, porque no se apegan a la Palabra de Dios.


No solo los líderes religiosos de esas congregaciones de oscuridad serán juzgados con juicio terrible por su conducta anticristiana y perversa. También lo serán sus seguidores por creer más en ellos que en el propio Dios.


Les costará muy caro su ignorancia, necedad e insolencia, si no abren los ojos a tiempo para comprender la mentira que los a desviado por sendas oscuras y tenebrosas, de grande ruina y de ira divina: » (Mt.7:22-23).

 

Espero que lo crean, en el amor de Cristo se los digo.

 

 

 

Anuncios