¿Tendremos algo de que arrepentirnos? No, tal vez, probablemente…pero no lo creo. Más de alguien tiene de que arrepentirse, sencillamente porque somos seres  humanos y cometemos errores, caemos en faltas, lastimamos a las personas que queremos; por decir algo que no es agradable a alguien más la lastimamos y la dejamos mal herida en sus emociones y sentimientos. ¿Pero no siento que debo arrepentirme de algo? Todos sin lugar a dudas tenemos que arrepentirnos de lo malo que hacemos en nuestra vida. No vengo a dar un mensaje evangelístico o hablarte de manera espiritual. Existe algo que se llama conciencia, la conciencia es aquella pequeña voz que escuchamos dentro de nuestro cerebro, es aquella pequeña vocecita que nos dice las cosas que hicimos mal; algunas veces escuchamos que nos habla por las noches cuando no podemos dormir. La conciencia nos ayuda a darnos cuenta de los errores que cometemos diariamente, las faltas que hacemos día a día, y en ocasiones no nos deja dormir.

Arrepentirse conlleva en sí tener valor para admitir nuestras faltas, como seres humanos pocas veces aceptamos nuestros errores. Se requiere valor para aceptar que estamos equivocados, pero no lo hacemos, no nos gusta aceptar nuestras debilidades. Que gran error cometemos al no darnos cuenta que hemos fallado y que no somos perfectos. Esa no aceptación hace que seamos orgullosos y sigamos en el círculo vicioso que hemos estado viviendo, pero debemos ponerles un alto a nuestra mala manera de vivir y actuar.

Arrepentirme me ayudará a estar en paz conmigo mismo, a saber que tengo paz, saber que mi conciencia no me recordará los malos incidentes que he pasado o los malos momentos que he vivido en mí vida. Todo se termina, cuando me arrepiento de mis malas acciones, me siento mejor, mi ser se siente tranquilo y en paz. El arrepentimiento nos hace bien. Pero se necesita valor para hacerlo, no cualquiera puede arrepentirse de sus malas acciones.

Arrepentirse va más allá de un cambio en la vida y conducta, significa realizar un cambio de mente. ¿Qué significa un cambio de mente? Que no debo realizar lo que antes hacía, es dejar de hacer lo malo, es cambiar de rumbo en mi camino. Dicho de otra manera podría ser, “desde hoy dejo de fumar”, “a partir de hoy dejo de ingerir licor”; eso es cambio de mente, dejar de hacer lo que antes hacía. Es dejar el camino antiguo y tomar una senda nueva.

Desde el punto de vista espiritual significa: “Arrepentirme de todos mis pecados y buscar a Dios”, eso significa arrepentimiento, es buscar a Dios y cambiar mi manera de actuar, dejar de hacer lo que no es agradable a Dios y hacer lo que le agrada. En la Biblia dice que “todos los hombres deben de arrepentirse y buscar a Dios” Hechos 17:30.

Dejar de hacer lo malo no es nada fácil, es difícil dejar de hacer lo que no le agrada a Dios, pero no es imposible, se necesita fuerza de voluntad, un fuerte deseo de cambiar la mala manera de vivir, y empezar a hacer lo bueno y lo que agrada a Dios. Fuerza de voluntad es lo que nos debe mover a cambiar de camino, y saber que Dios es quien nos da la fuerza necesaria para cambiar de rumbo en nuestra manera de vivir.

Anuncios