no puedes salir de ese problema que tenes, te tengo en mis manos, no hay salida, no te podes escapar, te tengo donde te quiere tener desde hace tiempo y ahora es para siempre”

Probablemente muchas veces hemos oído esas palabras muy cerca de nuestro oído, o dentro de nuestro corazón y nuestra mente, y nos decimos “si, tiene razón no tengo salida a ese problema y Dios no me escucha, Dios no lo puedo sentir cerca de mi en este momento” y terminamos por creernos esas frases nosotros, ya no hablamos con Dios, ya no leemos la biblia, simplemente porque dejamos que el diablo venga y nos meta muchas mentiras a nuestra mente, y cuando menos sentimos el diablo es quien gobierna nuestra vida y nuestro corazón a base de puras mentiras, terminamos creyéndole al diablo.

En la biblia dice: 1 Juan 2:22 ¿Quién es mentiroso? El que dice que Jesús no es el Cristo, el que dice eso es el enemigo de Dios, pues rechaza tanto al Padre como al Hijo” y también dice; “Juan 8:44 Ustedes son de su padre el diablo. A ustedes les gusta hacer las maldades del diablo quiere que hagan. Desde el comienzo él fue un asesino y no tiene nada que ver con la verdad porque no hay verdad en él. Es un mentiroso y padre de mentira.

He allí porque todo lo que nos viene a nuestra mente son mentiras, sentir a Dios lejos de nuestra vida cuando hacemos algo malo, Dios no se ha ido, Dios no nos ha dejado, hemos sido nosotros quien le hemos dejado a Dios, pero porque no creemos cuando dice: “Juan 14:20 Ese día, ustedes sabrán que yo estoy en el Padre, y que ustedes están en mí y yo en ustedes”.

Dios está con nosotros y en nosotros, solo es cuestión de creerle a Dios, si creemos a Dios tendremos éxito en nuestra vida para siempre, pero porque preferimos tener miedo y dejar que el diablo venga y nos diga mentiras y terminamos creyéndoselas, es por que nos falta Fe en Dios, nos falta que creamos que Dios es poderoso y nos defiende: “Lamentaciones 3:58 Señor, defiende mi causa y devuélveme a la vida”

¿Qué nos impide creer en lo que Dios puede hacer en nuestras vidas?…….

El miedo, el pecado que hay en nosotros, el tener poca fe en lo que Dios puede y quiere hacer en nuestras vidas, porque no decimos “Dios ven a mi vida y sálvame, guíame a tu luz, Señor haz de mi un útil instrumento y sencillo que solo quiero oír tu voz”; que nos impide hacer eso, una sencilla respuesta, no queremos dejar que Dios nos moldee, porque hay cosas que nos gusta hacer, hay situaciones que nos alegran y sabemos que si dejamos que Dios nos gobierne; esas cosas “dulces” que tenemos nos la quitará porque es “pecado que hay en nosotros” hasta cuando vendremos a Dios con un corazón sencillo y humillado y le diremos “Dios ayúdame que solo ya no puedo con este problema que tengo” tarde o temprano reconoceremos que el único que nos puede liberar es Dios.

“Gálatas 5:1 Ahora somos libres porque Cristo nos liberó. Manténganse firmes en la libertad y no vuelvan a la esclavitud de la ley”

Dios te quiere liberar del pecado, del sexo sin limite, de las pasiones desordenadas, de las contiendas, de la drogadicción, del alcoholismo, de la pornografía, Dios te quiere liberar de todo lo malo, de todo lo que hace que tu corazón y tu vida vallan directo al infierno en caída libre sin paracaídas, ¿quieres eso para tu vida? O quieres una vida llena de paz, amor, gozo, bendición hasta que sobreabunde en tu vida y en todo lo que hagas:

“Gálatas 5:19-21: Está muy claro que las cosas que hace nuestra naturaleza humana son: inmoralidad sexual, impureza, descontrol, idolatría, brujería, odio, discordia, celos, iras, rivalidades, peleas, divisiones, envidias, borracheras, parrandas y otras cosas parecidas. Ya les advertí sobre eso y ahora les vuelvo a decir lo mismo, que todos los que hacen eso no tendrán parte en el reino de Dios”

Si queremos vivir en paz con Dios y con nosotros mismo, vengamos a Dios y digámosle “Dios perdóname y sálvame que solo no puedo, gobierna mi vida y quita todo lo malo que hay en mi corazón y en mi vida, se que solo no puedo, pero contigo soy mas que vencedor”

Dios nos quiere salvar, del pecado y de la muerte eterna. “Juan 8:36 Entonces si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libre”

Hay esta la libertad que necesitamos en nuestras vidas, y se llama Dios, Dios es nuestro libertador y nuestro Salvador, vengamos a Dios mientras puede ser hallado porque la puerta se puede cerrar de un día a otro. “Apocalipsis 3:20 Mira, aquí estoy llamando a la puerta. Si alguien escucha mi voz y me abre, entraré, cenaré con él y él conmigo” No esperes hasta el último día para poder venir a Dios, si tienes problemas deja que Dios te los arregle, pero dale todo tu problema a Dios y todo tu corazón, Dios no quiere partes, Dios quiere gobernar todo tu corazón, toda tu vida, Dios te quiere completito y completita, Dios te quitara todos tus problemas, solo dáselos y Él hará lo que quiera en tu vida.

1Juan 1:9 pero si admitimos nuestros pecados, Dios nos perdonará. Él es fiel y justo para limpiarnos de toda maldad.

Anuncios